Angiografía

Mediante la angiografía se pueden representar los vasos sanguíneos. Por lo general, se inyectan para ello unos denominados medios de contraste en las arterias que se quieren explorar, con el fin de obtener una clara visibilidad del sistema vascular. La representación se realiza con la ayuda de métodos de generación de imágenes como la radiografía, la TRM o la TC.

En la zona del cerebro, este método de diagnóstico se utiliza, por ejemplo, en el tratamiento quirúrgico de aneurismasangiomas y tumores. Esto se debe a que la angiografía no solo muestra la posición de los vasos sanguíneos cerebrales colindantes, sino también el suministro sanguíneo del tumor, que se produce a través de las arterias meníngeas en la mayoría de los casos.

De esta forma, en intervenciones microquirúrgicas como la craneotomía, la angiografía permite proceder de forma precisa y minimiza el riesgo de lesiones de vasos sanos.

Representación esquemática de la angiografía