Tomografía por resonancia magnética (TRM) abierta

Una TRM, también conocida como imagen por resonancia magnética o imagen por resonancia magnética nuclear, funciona completamente sin radiación, a diferencia de una tomografía computarizada (TC), y es por lo tanto ideal para examinar también a los menores. Con la ayuda de un potente campo magnético y ondas de radio, se generan imágenes en las que se delimitan las diferentes estructuras anatómicas y pueden reconocerse incluso las modificaciones más ínfimas. El equipo genera varias imágenes seccionales simultáneamente del tejido corporal examinado. De esta manera, se establece un diagnóstico preciso y solo así puede elaborarse un programa terapéutico personalizado.

Un paciente en una tomografía por resonancia magnética abierta

Máximo confort para el paciente

En los equipos tradicionales, el paciente yace en un tubo estrecho. En combinación con los ruidos de golpeteo generados, el examen produce estados de angustia, sobre todo en los pacientes que sufren de claustrofobia. Para poder ofrecerles a nuestros pacientes el mayor confort posible durante el examen y quitarles el miedo, nuestra clínica está equipada con un dispositivo de TRM abierta. Trabajamos con la tecnología de TRM de campo de intensidad media más moderna, hasta ahora única en Europa, que cubre todas las posibilidades diagnósticas de este método.

Costes

Para pacientes privados, una exploración estándar de TRM se factura según el Reglamento alemán de honorarios médicos (GOÄ). Para particulares que se encargan del pago, la clínica calcula un importe de entre 200 euros (por ejemplo, TRM de la rodilla o de un hombro) y 350 euros (por ejemplo, TRM de una región de la columna, de la pelvis y de la cabeza).

Concertar cita ahora