Ultrasonido

Aplicamos el ultrasonido en diversos casos de diagnóstico. La denominada ecografía la empleamos, por un lado, para emergencias, con el fin de obtener rápidamente un primer diagnóstico. Por otro lado, también la utilizamos en el control de la evolución y como método de examen general, por ejemplo, en el abdomen.

Existen diversas regiones corporales y órganos que pueden reproducirse sin problemas con ondas de ultrasonido. Así, se obtienen imágenes en dos dimensiones que nos presentan una idea espacial de la forma, la disposición y el tamaño de las estructuras examinadas en el interior del organismo y que muestran claramente las modificaciones patológicas.

El ultrasonido ofrece información exacta sobre el sentido y la velocidad de caudal de la sangre con base en una representación con código de color de los vasos sanguíneos. La ecografía dúplex es considerada pionera en el diagnóstico de alteraciones circulatorias y la caracterización de un tumor por medio de su estructura vascular y de su circulación sanguínea.

Este método se emplea, entre otros, para exámenes del corazón y de las arterias carótidas, para la representación de venas y arterias, para exámenes renales y en obstetricia.

Fotografía del equipo de ultrasonido
Un paciente tumbado durante una ecografía