¿Qué es el desgaste del disco intervertebral?

Es una bendición que existan los discos intervertebrales. Son los amortiguadores - una pequeña almohada- entre las vértebras. Por lo tanto, dan estabilidad a la columna y al mismo tiempo permiten el movimiento. 
Los discos intervertebrales consisten en un anillo externo conformado por capas fibrosas concéntricas y un núcleo interno o pulposo. Las células del disco intervertebral del núcleo gelatinoso crean estructuras (mucopolisacáridos) en su entorno (matriz extracelular) que almacenan agua. A lo largo de la vida, la columna vertebral se somete a menudo a una tensión excesiva. Los discos, por desgaste natural pierden su funcionalidad, de hecho el líquido, que requiere el tejido de cartílago de suporte ya no se almacena. Esto se debe a que los cambios bioquímicos que se desarrollan dentro del disco intervertebral, desactivan su función elástica y amortiguadora. Se trata de la reducción de la cantidad de células, pero también de los cambios en la calidad del tejido. Por lo tanto, las grietas en el disco intervertebral son una consecuencia natural.

Con la edad es normal tener los discos gastados. En el caso de que se exceda el nivel natural de desgaste, nos encontramos ante un desgaste patológico del disco (degeneración). A diferencia de un disco sano sin sus propios vasos y sin terminaciones nerviosas, en un disco degenerado se pueden encontrar vasos patológicos y terminaciones nerviosas con receptores de dolor. Estos cambios de degeneración son entonces la base para enfermedades adicionales tales como: protuberancias de disco o los discos herniados, el desgaste de las articulaciones vertebrales (síndrome facetario), estenosis espinal, espondilolistesis (listesis) o la inestabilidad de la columna vertebral.

El proceso de degeneración puede comenzar ya a los veinte años

El proceso de desgaste comienza en edad muy joven: a los veinte años. Y desde la edad de sesenta años, se pueden ver cambios en más del 90% de la población.

Estas son las causas del desgaste del disco

Los discos pierden su capacidad de retener líquido y, por lo tanto, también su elasticidad. Se secan y pueden colapsar. Como resultado, ya no pueden amortiguar la fricción entre las vértebras. Las causas del desgaste del disco también se deben a factores genéticos, una sobrecarga de los discos intervertebrales debida a la obesidad, postura incorrecta, falta de movimiento físico, movimiento unilateral (como sentarse por mucho tiempo), dietas incorrectas o levantar objetos pesados. Las personas que trabajan en la industria de la construcción, el transporte o las enfermeras estan muy expuestas a los riesgos. No es inusual que los trastornos existentes de algunos segmentos de la columna vertebral, como hernias de disco o rigidez, atraigan aún segmentos sanos y aceleren su degeneración. Fumar también es una de las causas de la degeneración prematura del disco.

Irradiación en las extremidades superiores e inferiores

Los cambios degenerativos en la columna vertebral son procesos que progresan continuamente y no se pueden evitar porque causan dolor. El desgaste progresivo de los discos intervertebrales se reconoce normalmente por dolores en la espalda y en el cuello. Levantar objectos mas o menos pesados y hacer actividades sentados se vuelve particularmente doloroso y la intensidad de este dolor aumenta con la progresion de la degeneración. La inestabilidad que le sigue, produce en los que sufren la sensación de "ser dividido en dos". Las vértebras adyacentes y las articulaciones pequeñas están muy sobrecargadas. Cada movimiento puede ser una agonía. La pérdida de la altura del disco intervertebral conduce a una restricción del canal de salida del nervio, que también puede provocar dolor en la pierna o en el brazo, hormigueo y entumecimiento. Darse vuelta mientras se duerme puede ser un problema. A menudo, el dolor no es el único síntoma. Suele acompañarse de trastornos mentales y psicosomáticos. Muchas personas sufren cambios de humor, depresión y malestar general.

Diagnóstico? Comienza siempre con una conversación

El diagnóstico comienza con la anamnesis, es decir, la conversación entre el paciente y el médico. En esta conversación, los datos necesarios se obtienen directamente desde la voz del paciente a través de preguntas como: ¿Cuándo comenzó el dolor? ¿Por dónde empieza? ¿Hay algún problema psicológico? Solo después de haber reunido toda la información disponible a través de esta entrevista y del analisis de la historia clinica del paciente, el médico tiene a su disposición un procedimiento de diagnóstico completo que le permite realizar un examen neurológico preciso. Despues de analizar la historia clinica del paciente se puede identificar el estado actual del disco intervertebral. Los hospitales necesitan pruebas de diagnóstico como radiografias , las tomografías axiales computarizadas (TAC) y especialmente las resonancias magnéticas (RM), las cuales muestran claramente no solo el estado de desgaste del disco, sino también las estructuras neurales y los segmentos que están cerca de él.

Tratamiento mini invasivo con trasplante de las celulas del disco

El primer paso para tratar el dolor debido a la degeneración del disco son las terapias conservadoras (analgésicos, relajación muscular, terapia manual, terapia física, acupuntura, intervenciones psicosociales, etc... ). Sin embargo, para reducir la presión en el disco existen ejercicios fisicos especificos. Entre las otras cosas, nadar en estilo espalda tambien ayuda, de hecho permite fortalezer los musculos de la espalda.

Para tratar el desgaste del disco intervertebral, la Clínica Avicenna realiza un trasplante de células mínimamente invasivo, que proporciona células endógenas biológicamente aumentadas al disco desgastado. Las células implantadas permiten al disco almacenar una mayor cantidad de líquido y, a su vez, aumentar su elasticidad. El tratamiento con medicamentos de Orthokin inyecta niveles más altos de sustancias endógenas en el disco afectado y, por lo tanto, contrarresta los cambios inflamatorios.

Si hay un estrechamiento del punto de salida del nervio en el canal espinal (estenosis neuroporaminal), la microcirugía podría expandir estos puntos o aliviar la raíz del nervio. Si hay inestabilidad, entonces entran en juego otros tratamientos como estabilización, reemplazo de disco intervertebral.

Siempre recomendamos el tratamiento con mayor probabilidad de éxito

Las razones por las que sentimos dolor pueden ser muchas. Por lo tanto, muchos son los factores que se tienen en cuenta al elegir el tratamiento: la frecuencia del dolor, el tipo de dolor, los resultados obtenidos de tratamientos ya realizados, los resultados de los exámenes neurológicos y físicos, los resultados obtenidos en resonancias magnéticas, la intensidad y ubicación de los cambios detectados (hernia discal, fracturas múltiples, afectación de la médula espinal, etc.), edad del paciente, otros problemas de salud, tipo de ocupación, circunstancias psicosociales y mucho más. Siempre recomendamos el tratamiento con la mayor probabilidad de éxito y los menores riesgos. Nos ocupamos de la causa y no solo de los síntomas.

Pronóstico de degeneración del disco

A lo largo de la vida, los discos intervertebrales muestran, como todas las partes del cuerpo, signos de desgaste. Se trata de una condicion irreversible que segun su intensidad está acompañada de dolores que tarde o temprano pueden aparecer y ser leves o agudos.  Al mismo tiempo hay muchas maneras para reducir la progresión de la degeneración y aliviar los dolores. Afortunadamente, el paciente puede hacer mucho por si mismo para retrasar la enfermedad y lograr que el efecto dure mucho tiempo. Las tareas del paciente se refieren a mantener una alimentación sana, un peso ideal para su proprio cuerpo, entrenarse y  hacer actividad fisica. Una cosa es segura: hay que reducir la presión sobre los discos intervertebrales. Esto significa: evite levantar y transportar objetos demasiado pesados ​​y considere comprar un colchón adecuado para su espalda. Se recomiendan fisioterapia y deportes para fortalecer los músculos de la espalda. De hecho, una musculatura fuerte permite sostener la espalda y con ella los discos intervertebrales. Lo ideal es nadar, ya que entrena la espalda, alivia el dolor y el peso corporal no carga en la espalda. También debe evitar correr, ya que aumenta la presión sobre los discos y, por lo contrario, se recomienda montar en bicicleta. 

Si es posible, trate de evitar el uso de corsés de soporte porque debilitan los músculos. Si es así, los corsés sólo deben usarse por un corto tiempo, porque usarlos debilita los músculos. Si el dolor vuelve a aparecer, tome un analgésico. Soportar el dolor puede sonar honorable, pero crea posturas de alivio que no son propicias para la rehabilitación.

Dr. med. Munther Sabarini

Autor
Dr. med. Munther Sabarini
Especialista en Neurocirugía

Hans-Heinrich Reichelt

Coautor
Hans-Heinrich Reichelt
Editor Jefe de Medizin für Menschen

¡La Clínica Avicenna en Berlín está feliz de ayudarle!

Desde 2000, la Clínica Avicenna se encuentra en Berlín. Nuestros médicos tienen al menos 25 años de experiencia internacional en sus respectivos campos (neurocirugía, cirugía de columna, anestesia y ortopedia).

Si sufre de dolor de espalda intenso, ¡la causa podría ser una hernia de disco! ¡Póngase en contacto con nosotros de inmediato utilizando la siguiente información!

Clínica Avicenna
Paulsborner Str. 2
10709 Berlín

Teléfono: +49 30 236 08 30
Fax: +49 30 236 08 33 11
Correo electrónico: info@avicenna-klinik.de

Puede llamar en cualquier momento, escribir un correo electrónico o completar un formulario de contacto para que le devuelvan la llamada. Luego, cada paciente recibe una cita con un médico de nuestra clínica, que en cualquier caso es un especialista en la columna vertebral (neurocirujano). De acuerdo con las imágenes de resonancia magnética (realizadas previamente o realizadas en nuestra clínica ) y un examen exhaustivo, el médico discutirá con usted todas las diferentes y posibles opciones terapueticas, entre ellas la cirugía. También puede utilizar a nuestros especialistas solo para obtener una (segunda) opinión.

Si decide realizar terapia y / o cirugía en Berlín, queremos que su estadía sea lo más placentera posible. ¡En nuestra clínica, usted está en el centro de nuestra atención! Puede esperar equipos de última generación en todas las áreas, desde la sala de operaciones hasta la habitación del paciente.

Los procedimientos de tratamiento más recientes, delicados y mínimamente invasivos son una fortaleza de nuestra clínica. Juntos tratamos de encontrar un tratamiento adecuado para sus dolencias. La terapia real se lleva a cabo solo después de una discusión detallada con el paciente, exámenes y diagnósticos.

Para nosotros, tan importante como la asistencia médica, es el compromiso que asumimos para garantizar a nuestros pacientes un alto nivel de asistencia personal que, a su vez, pueda garantizarles una estadía cómoda.

Durante el período de hospitalización, nuestro equipo de enfermería lo atenderá las 24 horas del día. También ofrecen servicios en diferentes idiomas extranjeros, incluidos inglés, árabe, búlgaro, ruso, polaco, francés y español. Nos preocupamos no solo por su seguridad, sino también por sus necesidades, respetando tradiciones y religiones.

Nuestro equipo está compuesto por un grupo de especialistas altamente calificados que trabajan juntos para garantizarle una pronta recuperación.