Contractura de Dupuytren

Cuando uno o más dedos se encorvan, puede ser síntoma de una contractura de Dupuytren (también denominada enfermedad de Dupuytren), frecuente en personas mayores. Surge sin causa aparente (primero en una mano) y radica en un engrosamiento y contracción del tejido conjuntivo en la palma de la mano. Como consecuencia, falta el tejido necesario para estirar los dedos y se produce una encorvadura visible.

Síntomas

En el estadio inicial, se suelen formar nódulos duros en la palma de la mano que, en principio, no afectan a la movilidad de los dedos. Más adelante, se produce una manifiesta encorvadura de los dedos que conlleva una limitación funcional de la mano. En caso de hallazgos marcados en un estadio tardío, también están afectados los nervios digitales.

Terapia

En caso de contractura de Dupuytren, se puede intentar, en el estadio inicial, retrasar el avance de la enfermedad con inyecciones locales. Si aparecen limitaciones de movimiento en los dedos, en la mayoría de los casos, recuperamos la funcionalidad de la mano mediante una extirpación quirúrgica del tejido contraído.