Dedo en resorte

Si después de doblar un dedo, este solo se puede volver a estirar tras un doloroso chasquido, hablamos de un dedo en resorte. Está causado por el engrosamiento de un tendón flexor, denominado nódulo tendinoso, que impide que el tendón pueda deslizarse bajo un ligamento de sujeción en la palma de la mano.

Foto de una mano con dedo en resorte

Síntomas

Los primeros síntomas se manifiestan cuando, después de cerrar la mano, un dedo no se endereza espontáneamente o solo lo hace con esfuerzo. Más adelante, aparecen dolores al estirar el dedo. En estadios muy tardíos, el paciente tiene que aplicar fuerza para poder enderezar el dedo de forma pasiva.

Terapia

Con una pequeña intervención quirúrgica, que solemos realizar ambulatoriamente y bajo anestesia local, se corta el ligamento anular que impide el deslizamiento del tendón en la palma de la mano. Inmediatamente después, el dedo puede volver a moverse libremente.