Error en el eje de las piernas

La correcta posición de las articulaciones resulta indispensable para poder movernos óptimamente y, en el mejor de los casos, caminar bien durante toda la vida. No obstante, muchas personas padecen alteraciones del eje de las piernas, como piernas arqueadas o piernas en X, causadas por enfermedades esqueléticas, raquitismo, trastornos metabólicos u hormonales, así como sobrepeso, pero que también pueden surgir a consecuencia de lesiones o debilidad de los ligamentos.

Las desviaciones articulares ocasionadas pueden afectar a la cadera, las rodillas y los tobillos. Estas provocan una distribución irregular de la carga sobre las superficies articulares y pueden ocasionar una gran variedad de dolores y problemas articulares crónicos e incluso daños en los cartílagos y un desgaste prematuro (artrosis).

Exámenes exhaustivos ayudan a realizar un diagnóstico preciso y permiten con ello una corrección temprana.

Representación de errores en el eje de las piernas

Síntomas

Superficialmente, los errores en el eje de las piernas parecen ser solo un problema estético. Sin embargo, van acompañados con frecuencia de dolores musculares u óseos indefinidos. A consecuencia del desgaste ocasionado, aparecen después dolores en la articulación sobrecargada. Si ya se padece artrosis, se presentan las molestias típicas.

Terapia

Si la desviación es pequeña, resulta útil usar plantillas ortopédicas y/o aplicar correcciones de las suelas del calzado para mejorar la distribución de la carga articular. Si, tras concluir la fase de crecimiento, la desviación es mayor, se puede considerar una corrección quirúrgica (osteotomía), que, incluso en caso de artrosis incipiente, suele permitir todavía un buen funcionamiento de la articulación a largo plazo.

Si se padece artrosis avanzada, se puede garantizar el funcionamiento sin dolor de la articulación mediante una fijación de la articulación (artrodesis), por ejemplo, en el dedo gordo del pie, o mediante el reemplazo de la articulación, por ejemplo, por una prótesis de cadera o una prótesis de rodilla. Los nuevos métodos quirúrgicos permiten una completa capacidad de carga inmediatamente después de la operación.