Reconstrucción/sustitución de ligamento

En muchos casos, se pueden estabilizar las articulaciones después de una rotura de ligamentos con la ayuda de fisioterapia especial. Con esto, la musculatura fortalecida asume la anterior tarea del ligamento dañado. No obstante, para ello es indispensable un tratamiento lo más pronto posible.

Si se manifiesta una inestabilidad crónica de la articulación, a menudo no se puede evitar la intervención quirúrgica. También en los pacientes jóvenes que practican deporte, la estabilización por medio de la musculatura suele ser insuficiente debido al elevado desgaste articular.

Si no se pueden volver a unir los extremos del ligamento mediante una sutura, algo que solo es posible en lesiones recientes, se lleva a cabo una sustitución del ligamento por tejido propio, denominada reconstrucción de ligamento. Las intervenciones más frecuentes de este tipo se realizan en el ligamento cruzado de la rodilla (reconstrucción del ligamento cruzado) y en los ligamentos del tobillo.

Detalles del tratamiento

Duración del tratamiento: aprox. 1,5 horas en caso de reconstrucción del ligamento cruzado anterior (si no, depende mucho de los ligamentos dañados).
Estancia en la clínica: 3-4 días
Reposo: véase abajo
Fisioterapia: véase abajo
Incapacidad laboral: diferente en cada caso, según la profesión
Deporte: Para que la terapia tenga éxito, es imprescindible un tratamiento posterior personalizado basado en fisioterapia y medicina deportiva. Por eso, los pacientes deben cumplir una fase de rehabilitación de varios meses para poder recuperar la capacidad total de practicar deporte.

Desarrollo del tratamiento

Las reconstrucciones de ligamentos en la rodilla se suelen realizar artroscópicamente, con la ayuda de pequeñas incisiones en la piel. En función de las circunstancias individuales, extraemos un tendón propio de la misma rodilla y lo utilizamos como sustituto del ligamento dañado.

En unas 12 semanas, el tejido se une al hueso, a lo cual asume todas las funciones del antiguo ligamento.

En las inestabilidades crónicas del tobillo, también se pueden sustituir los ligamentos desgarrados por un tendón propio o por una parte del periostio.

Representación de una reconstrucción de ligamento de la rodilla