Dolores tras una operación

Cada paciente siente el dolor de manera distinta. Independientemente de que los médicos utilicen procedimientos mínimamente invasivos, microquirúrgicos o de cirugía abierta, tras una operación pueden surgir dolores. No obstante, se puede aplicar la máxima de que, cuanto menos tejido adyacente se dañe, más rápido será el proceso de curación de la herida y, por tanto, menos molestias aparecerán. Por este motivo, intentamos tratar sobre todo con intervenciones mínimamente invasivas y realizamos operaciones abiertas solo si lo requieren las circunstancias.

Tras una operación abierta, además de los dolores habituales del proceso de curación, surgen a veces dolores crónicos. En ocasiones, los dolores se expanden a brazos o piernas, incluso si la operación fue un éxito desde el punto de vista anatómico. Podemos considerar las siguientes causas: desarrollo de una memoria de dolor o cronificación del dolor cuando los pacientes han esperado mucho tiempo, asistencia postoperatoria inadecuada, problemas psicosociales, adhesiones y similares. En algunos pacientes, estos síntomas surgen meses o incluso años después del tratamiento.

Síntomas

Los síntomas dependen mucho de la situación y la sensibilidad personales. Algunos pacientes se quejan de dolores de espalda difusos o localizados con o sin expansión a piernas o brazos.

Terapia

Los dolores postoperatorios habituales se tratan con medicamentos. Para reducir el dolor crónico, en nuestra clínica utilizamos, entre otros, procedimientos mínimamente invasivos como la estimulación medular (marcapasos para el dolor) y la crioterapia.

Si se aprisionan nervios por cicatrización, comenzamos en principio con terapias conservadoras. Tan solo si no se obtienen resultados suficientes con estas, empleamos métodos mínimamente invasivos. Tanto a modo de terapia contra el dolor como de tratamiento causal, surte buen efecto la infiltración epidural.

Para reducir el tejido dañino, usamos la descompresión discal percutánea con láser (PLDD) o la nucleotomía percutánea. En caso de fuerte estrechamiento nervioso, se emplea la microcirugía.