Marcapasos para el dolor

Si el dolor crónico de espalda no desaparece ni siquiera tras un tratamiento con procedimientos modernos, puede lograrse un alivio permanente con el denominado marcapasos para el dolor.

El principio es el siguiente: en la estimulación medular, débiles impulsos cohíben la transmisión de dolor al cerebro. Este método es efectivo contra el síndrome postnucleotomía, la polineuropatía diabética, los dolores fantasma y otros estados de dolor crónicos.

Detalles del tratamiento

Duración del tratamiento: 1-2 horas para la estimulación de prueba y 30 minutos para la implantación
Estancia en la clínica: ambulatoria
Reposo: 1 semana tras la prueba y 1 semana tras la implantación
Fisioterapia: posible en 8 semanas si se hace con cuidado.
Incapacidad laboral: 1 semana tras la prueba y 1 semana tras la implantación

Desarrollo del tratamiento

En un tratamiento mínimamente invasivo, implantamos directamente en la columna vertebral un electrodo fino. Bajo anestesia local y en continua comunicación con usted, posicionamos el electrodo exactamente en la posición correcta. Para ello, comprobamos la posición del electrodo mediante radiografía. Los nervios transmiten impulsos desde la médula al cerebro e interrumpen así la transmisión de dolor. Los impulsos los crea y transmite un generador de impulsos (similar a un marcapasos para el corazón) a través de estos electrodos. A continuación, los dolores desaparecen y percibirá un ligero hormigueo en la zona del dolor.

Por el momento, realizamos una estimulación de prueba de una a dos semanas. Durante ese tiempo, comprobamos si se ha alcanzado una reducción significativa del dolor, si toma menos medicamentos y/o medicamentos menos fuertes, si se encuentra bien y si con la estimulación puede llevar una mejor vida cotidiana. Tras una estimulación de prueba exitosa, en una segunda sesión le implantamos un marcapasos bajo la piel que crea los impulsos y los transmite a través del electrodo.

En función de la intensidad de los dolores, ajustamos las características de los impulsos individualmente. Además, obtendrá un aparato programador con el que podrá adaptar la potencia de estimulación a los cambios de intensidad del dolor.

Representación de un marcapasos para el dolor en el cuerpo