Osteoporosis

La osteoporosis es una de las enfermedades óseas más comunes. Generalmente, surge en edad avanzada y afecta sobre todo a las mujeres. En la osteoporosis, se modifican la constitución y la masa ósea: el hueso se vuelve poroso. A consecuencia de ello, aumenta el riesgo de fracturas. La enfermedad puede afectar tanto a todo el esqueleto como a huesos individuales (como a las vértebras).

Diversos factores son los causantes de la enfermedad. Entre ellos, por ejemplo, deficiencia de calcio y vitamina D, trastornos hormonales o falta de movimiento. No obstante, la causa concreta de la atrofia ósea la aclaramos con usted en una charla personal sobre el tratamiento.

Representación de vértebras

Síntomas

Normalmente, en la fase inicial de la osteoporosis no se aprecian síntomas, pues el hueso se deteriora paulatinamente. Los dolores y las limitaciones de movimiento surgen una vez que aparecen deformaciones o las primeras fracturas. Las fracturas vertebrales ocasionan no solo desviaciones de la columna vertebral, sino que también pueden acarrear una reducción de la estatura. La compresión de los nervios puede provocar disfunciones.

Terapia

Terapias conservadoras como la medicación únicamente son adecuadas para impedir una mayor atrofia ósea o para reprimir los dolores. Para enmendar alteraciones ya ocasionadas y reconstruir vértebras dañadas, empleamos la cifoplastia. Otra alternativa es aplicar medidas de estabilización (espondilodesis).