Síndrome de facetas

Los discos intervertebrales y las articulaciones vertebrales (facetas) forman conjuntamente la columna vertebral. Los dolores de espalda también pueden originarse por daños en las articulaciones vertebrales. En este caso, se habla entonces del denominado síndrome de facetas.

Así, si aparecen signos de desgaste, las secciones de la columna vertebral pueden perder altura. A consecuencia de ello, se producen dolores debido a la irritación de las raíces nerviosas expuestas o de los salientes en forma de ala de las vértebras. A menudo, el síndrome de facetas tiene su origen también en anteriores intervenciones quirúrgicas de los discos intervertebrales o hernias discales. Esto se debe a que, cuando existe una capacidad funcional reducida de los discos intervertebrales, aumenta la carga de las articulaciones vertebrales.

Representación del síndrome de facetas

Síntomas

Los pacientes se quejan a menudo de dolores locales limitados a la zona lumbar, torácica o cervical. Las radiografías muestran artrosis en las articulaciones vertebrales, mientras que la TRM muestra la artrosis y manifiesta deformaciones anatómicas.

Terapia

Además de mediante métodos conservadores, los dolores provocados por el síndrome de facetas se pueden tratar con una terapia mínimamente invasiva por sonda de frío o láser. Raras veces se considera el uso de otros métodos.