Neuralgia de Morton

Síndrome de atrapamiento de un nervio del pie (nervio digital plantar común) entre las cabezas del metatarso, frecuentemente debido al engrosamiento nodular de los nervios o de un tendón (ligamento metatarsiano transversal profundo), que produce dolores a la altura de las articulaciones metatarsofalángicas que se extienden hacia los dedos. El síndrome de Morton representa aproximadamente un 3% de todos los dolores en el metatarso.

Síntomas

Sensación anormal de ardor con dolor en el extremo de la planta del pie que se extiende a los dedos, frecuentemente, pero no siempre, entre el tercer y cuarto dedo del pie. En casos graves, los pacientes apenas pueden pisar. Al presionar esta zona, se intensifican las molestias. Los pacientes perciben el engrosamiento como si fuera un guisante en el zapato.

Posibles causas: lesiones frecuentes, deformidades del pie, inflamaciones, sobrepeso, calzado estrecho o alto, sobrecarga, desviación, esguince, fracturas, carreras de fondo, entre otras.

Terapia

Síndrome del túnel tarsiano: En casos leves, basta con la ingestión de analgésicos y antiinflamatorios, inyecciones con, entre otros, preparados de cortisona (que resulta doloroso), inmovilización y fisioterapia.

Si las molestias persisten durante más de 6 semanas o si se trata de molestias insoportables, es necesaria entonces una descompresión quirúrgica. La intervención se realiza bajo anestesia general con hospitalización. Es suficiente una pequeña incisión cutánea en el extremo de la planta del pie para exponer el nervio y crear más espacio mediante la escisión del ligamento engrosado. Se obtienen resultados seguros mediante la extirpación del "nódulo nervioso".

Se recomienda un reposo postoperatorio de entre 2 y 4 semanas. A continuación, deben iniciarse las medidas fisioterapéuticas.