Suplementos dietéticos para columna vertebral y articulaciones

Un menú selecto con los nutrientes adecuados contribuye a una espalda fuerte y previene posibles molestias. En especial, los discos intervertebrales, los huesos y las articulaciones requieren una alimentación adecuada para superar las exigencias diarias.

Es simple, pero efectivo: para que los discos intervertebrales conserven su movilidad y elasticidad, es necesario beber suficiente líquido. Se recomienda beber entre dos y tres litros de agua o té no azucarado diariamente.

Para más información sobre este asunto, consulte con el centro de asesoramiento sobre suplementos dietéticos de la Clínica Avicenna.

Línea directa: +49 30 236 083 401

Para prevenir el deterioro de la estructura ósea, denominado osteoporosis, son esenciales los minerales como el calcio o el magnesio. Tanto los productos lácteos como, por ejemplo, el yogur, el queso o el requesón, como las verduras de hoja verde oscura, las semillas y diversos tipos de agua mineral con bajo contenido de sodio son alimentos ricos en cálcio. La vitamina D se encarga de que el calcio se absorba en la sangre desde el intestino y llega desde allí a los huesos. Puesto que esta vitamina tan solo se encuentra en muy pocos alimentos como el pescado, el aguacate y el huevo, el cuerpo requiere la ayuda adicional del sol para crearla en el organismo a través de la piel. Cuando el sol brilla, son suficientes 20 minutos diarios al aire libre para alcanzar un óptimo nivel vitamínico. Los alimentos con magnesio contribuyen a una sana musculatura: los productos integrales, las legumbres o las nueces (especialmente, la nuez) relajan los músculos y alivian así la presión de la columna vertebral.

En algunos casos, como en caso de riesgo elevado de osteoporosis, es conveniente la ingestión adicional de vitaminas o minerales mediante suplementos dietéticos. Puesto que una dosis demasiado elevada también puede ser perjudicial, se recomienda siempre consultar con un médico. Este averigua las necesidades personales y comprueba si es necesaria la toma de pastillas especiales además de una alimentación equilibrada. También un elevado sobrepeso sobrecarga en exceso las articulaciones y la espalda, por lo que, a ser posible, deben evitarse estimulantes como el alcohol, el azúcar o las grasas o solo consumirlos con moderación. Por tanto, las personas que generalmente se preocupan por una alimentación saludable y equilibrada y la compaginan con suficiente movimiento, previenen con eficacia las molestias de espalda y articulaciones y disfrutan de un gran bienestar corporal.

En algunas molestias de la espalda y las articulaciones, se prescriben suplementos dietéticos como ácidos grasos omega 3 o extracto de corteza de pino para prevenir daños en los cartílagos y contribuir al desarrollo cartilaginoso.